Incluir a quienes no acceden a Internet y no hablan tu idioma: Lo que podemos aprender del Proyecto Quipu

El uso de las herramientas de Internet y otras tecnologías muchas veces significa superar limitaciones y ampliar nuestras posibilidades. En el ámbito social, una muestra de ese potencial es lo hecho por el Proyecto Quipu, iniciativa transmedia aplicada a un delicado y complejo tema en mi país, el de las esterilizaciones forzadas de la década de los 90s. Les comparto aquí puntos positivos del proyecto, lo que podemos imitar, mas no un balance.

El proyecto no solo asumió como desafíos el contribuir a una mayor exposición y discusión pública de la temática, sino también lograr la participación de personas con difícil acceso a Internet en Perú -especialmente de zonas rurales- y que son únicamente quechuahablantes, y de personas en el extranjero.

Enfrentaron un reto de inclusión vigente, pues en el Perú los usuarios de Internet todavía son solo el 13,5% en áreas rurales, mientras son el 71,4% en su capital -Lima-  y el 52,9% en el resto de áreas urbanas.

portadaquipu

 

Análisis

A fines del 2015, entrevistadas por el medio informativo La Mula, las directoras del Proyecto Quipu –Rosemarie LernerMaria Court– explicaron la propuesta que este 30 de setiembre cierra su campaña de recolección de testimonios y respuestas.

 

“Queríamos hacer un documental… María (Court) estaba trabajando sobre transmedia… Vimos que era una historia tan grande, de tal escala lo que había pasado, con tantas personas hablando (de ello), que nos interesó explorar cómo podíamos hacer algo participativo utilizando nuevas tecnologías“, señalaba Rosemarie L. en la entrevista.

Sí, hay muchos ciudadanos involucrados. Entre 1990 y el año 2000, como parte de un Programa Nacional de Planificación Familiar y Salud Reproductiva, el Estado Peruano esterilizó a más de 300,000 mujeres y 20,000 hombres. En la actualidad, ya hay más de 5 mil personas expresando -ante el REVIESFO del Ministerio de Justicia- ser víctimas de esterilizaciones forzadas.

Recordemos que algo básico es saber el tamaño de los públicos objetivos, sus características, su conducta y sus necesidades.

La estrategia transmedia 

Para conectar personas que usan diferentes idiomas (Quechua, Español e Ingles), a las que acceden a Internet con aquellas que no, a quienes están dentro del país con los que están fuera; idearon un sistema que integró una línea telefónica, una web, redes sociales y la radio.

“Es transmedia en el sentido de que usamos diferentes medios: la línea de teléfono y la página web son principales (recursos) del documental interactivo, y estos van acompañados de una campaña radial” – Rosemarie L.

sistemaproyectoquipu

Habilitaron una línea gratuita (0800-71011) para recopilar testimonios, usando tecnología VOIP para conectarla a Internet. Tras grabarlos, moderarlos, transcribirlos y traducirlos (al Quechua, Español e Inglés); los testimonios fueron subidos a una web donde pueden escucharse.

Además, la audiencia puede grabar una respuesta a los testimonios. Esos mensajes son traducidos para ser enviados a los participantes, “haciéndoles saber que hay personas que los han escuchado, los están apoyando y entablando un diálogo”.

 

Y no menos importante: el Concepto creativo

El Quipu es parte de las nociones que los peruanos recibimos en nuestra formación escolar básica, cuando aprendemos de nuestra historia y de logros de nuestros ancestros.

Así, el uso del Quipu como eje de creatividad en el proyecto, aportó atractivo y afinidad con el público al diseño del documental interactivo, y le ayudó a explicar su funcionamiento y misión: una dinámica colectiva de generación y trasmisión de memoria para no olvidar.

“El Quipu … nos pareció una metáfora linda… un sistema de representación de memoria, un sistema de información peruano, colectivo, que pasaba de generación en generación, y que era exactamente lo que nosotros queríamos hacer” – R. L.

Nuestros proyectos deben contener un buen recurso creativo, para captar el interés del público y comunicar nuestro mensaje; es decir, tener un excelente punto de partida para la conversación. Un concepto creativo debe partir de un saber, creencia, deseo o experiencia compartido por aquellos a los que nos dirigimos e instalado profundamente en su conciencia.

Extra:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s